Ahorro de energía en ventanas

31/05/2013

La mejor manera de ahorrar energía es reducir al máximo la demanda, ya que en una vivienda media la energía que se pierde por las ventanas puede suponer aproximadamente un 30% de las pérdidas totales.

 

Como podemos minimizar esta pérdida? ¿Qué tipo de ventana es la mejor para mi vivienda?

 

Las ventanas, normalmente, están formadas por tres partes: marco, vidrio y sistema de protección solar.

 

El marco:

 

Se le llama carpintería y los materiales más habituales son el aluminio, la madera y el PVC. Cada material tiene sus propiedades, pros y contras:

 

· Aluminio:

 

Se presenta en varios formatos; lacado en color, anodizado, con imprimación imitando madera, etc. El mantenimiento de este material es prácticamente nulo, resiste muy bien el paso del tiempo ya que no se oxida y la relación peso - resistencia es muy buena por lo que es muy indicado para grandes ventanales. Por el otro lado transmite muy bien el calor, lo que significa que si el diseño no está bien hecho las pérdidas de energía pueden ser muy grandes.

 

• Madera:

 

Estéticamente suele ser el favorito, es un material resistente, relativamente pesado y que no transmite bien el calor, por lo que colocar este tipo de marcos es una buena manera de ahorrar energía. El lado malo es que este tipo de carpintería suele necesitar un mantenimiento continuado y puede ser muy sensible a variaciones de humedad y temperatura, aunque cada vez se avanza más en este sentido y hay carpinterías tratadas que casi no necesitan mantenimiento. El precio suele ser más elevado.

 

• PVC:

 

Es el material cuyo uso más ha proliferado en los últimos años, principalmente debido a su ligereza, buen precio y buena resistencia térmica. Se presenta lacado en cualquier color o imitando madera y, si la carpintería está bien realizada, el aspecto es muy bueno, aunque también se ven carpinterías que tienen aspecto de "plástico malo" en las ofertas de algunas cadenas comerciales. La resistencia es su punto flojo y en grandes ventanales los marcos pueden llegar a ser muy aparatosos para evitar deformaciones. La durabilidad que se promete es muy buena y el mantenimiento nulo, por lo que es una buena opción a tener en cuenta.

 

Cualquiera de las combinaciones es buena para el ahorro energético y la elección dependerá de la zona en que nos encontramos, siempre que sea una carpintería bien realizada y de calidad: el diseño del marco es lo más importante, por lo que debemos analizar qué tipo es el más apropiado.

 

Texto: Ricard Bosch

© 2012 - Tel. 937 991 840 - info@immomaresme.com - Web realizada por VIAN Solutions

X